MundodeHoy.com - Recomendaciones para evitar enfermedades tras el sismo
Inicio | Noticias | Salud | Recomendaciones para evitar enfermedades tras el sismo

Recomendaciones para evitar enfermedades tras el sismo

Por
Recomendaciones para evitar enfermedades tras el sismo

En México, durante los últimos 16 años, más de 33 millones de personas han sido afectadas por algún tipo de desastre natural

MundoDeHoy.com .- Durante 2016 un total de 102 países han sufrido algún tipo de desastre natural, dejando a más de 411 millones de personas afectadas y más de 97 mil millones de dólares en pérdidas económicas, según el Centro para la Investigación de la Epidemiología de los desastres (CRED). 

Tan sólo en México, en los últimos 16 años, más de 33 millones de personas han sido afectadas y más de 8 mil han fallecido a causa de huracanes, tormentas y sismos. Es decir, los desastres naturales han causado pérdidas para el país que se cuantifican en más de 424 mil millones de pesos, según datos del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred). 

Las afectaciones de un desastre natural como el del pasado 19 de septiembre, no sólo se contabilizan en el impacto económico ni en el número de personas afectadas, las consecuencias siguen impactan mucho tiempo después. Posterior a un desastre natural, una de las principales problemáticas es mantener la salud y la higiene a pesar de la falta de agua y servicios sanitarios. Los daños a la salud implican no sólo la atención inmediata a las víctimas, sino efectos de mediano y largo plazo.

Además de seguir las indicaciones por parte de las instancias oficiales, es de vital importancia recuperar, en medida de lo posible, la organización de los patrones habituales de vida. La capacidad de recuperar estos patrones va en función de la magnitud de los daños causados por el desastre, sin embargo, pueden tomarse medidas preventivas para estar preparados para una contingencia de este tipo.

Por decir un ejemplo, tras una inundación, el principal riesgo es contraer enfermedades estomacales o respiratorias sin embargo, también se pueden presentar erupciones cutáneas, problemas de oído, nariz y garganta y conjuntivitis.


Ante ello, Ecolab, empresa líder en productos y servicios de higiene, agua y energía; comparte algunas recomendaciones para el antes y el después de una situación de desastre: 


Antes de un desastre natural:


Ante la aproximación de lluvias torrenciales, tormentas tropicales o huracanes, las autoridades emiten alertas y se pueden tomar las siguientes medidas para conservar la higiene:

-               Guarda recipientes con agua que puedan resistir golpes o los embates de la naturaleza.

-               Ten a la mano, y lejos de peligro, productos de limpieza como cloro, jabón, desinfectante y papel de baño, pañuelos o toallas húmedas.


Después de un desastre natural:

-               Sigue las instrucciones del personal de protección civil, ejército o autoridades.

-               Ubica albergues y puestos de ayuda.

-               Raciona el agua y los productos de higiene previamente almacenados, no sabes el nivel de las afectaciones a las redes sanitarias.

-               No comas nada crudo ni de procedencia dudosa, bebe sólo agua envasada.

-               Evita tirar desechos (fisiológicos o basura) al aire libre. Entierra las heces en un hoyo para evitar la propagación de bacterias y otros agentes que causan enfermedades.

-               Elimina estancamientos de agua para evitar la formación de plagas e infecciones.

-               En caso de decesos, los cadáveres no representan un mayor riesgo, al menos durante las primeras 72 horas, pero sí constituyen un crítico problema social por lo que su eliminación debe ser rápida mediante el entierro o cremación. Para ello habrá que seguir las indicaciones del personal capacitado.


En caso de heridas:

-               Evite exponerse a las aguas de la inundación si tiene una herida abierta.

-               Cubra las heridas abiertas con una venda a prueba de agua.

-               Mantenga las heridas abiertas lo más limpias posible lavándolas bien con agua limpia y jabón.

-               Si una herida presenta enrojecimiento, inflamación o supuración, busque atención médica de inmediato.


Estas medidas son sólo para mantener la higiene. Además, hay que seguir los protocolos de evacuación, de ayuda a los damnificados y de atención a los heridos.

Califica este artículo

0
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

sismo, recomendaciones, ecolab, enfermedades