MundodeHoy.com - En México, 80% de personas con hepatitis C desconocen su estado de salud
Inicio | Noticias | Salud | En México, 80% de personas con hepatitis C desconocen su estado de salud

En México, 80% de personas con hepatitis C desconocen su estado de salud

Por
En México, 80% de personas con hepatitis C desconocen su estado de salud

En el mundo se registran alrededor de 700 mil muertes al año asociadas directamente con la hepatitis C y hay un aproximado de 71 millones de personas que viven con el virus, de los cuales, un 50 por ciento lo desconoce; cifra que en México aumenta a 80 por ciento, refirió Enrique Wolpert Barraza, presidente del Comité Científico de Fundación Mexicana para la Salud Hepática (FundHepa), en conferencia de prensa con motivo del 28 de julio, Día Mundial de las Hepatitis Virales.

Dicha efeméride, cuyo lema fue “Eliminar las hepatitis”, comentó  Antonio Ariza Alducin, presidente de FundHepa, tiene la finalidad de fomentar una salud hepática, y optimizar la calidad de vida de la población mundial con enfermedades virales del hígado, además de visibilizar a grupos de pacientes que viven con este padecimiento y concientizar a la población para prevenir nuevas transmisiones.

Wolpert remarcó que las metas de la Organización Mundial de la Salud,  para erradicar las hepatitis virales para el año 2030, están encaminadas a reducir en un 90 por ciento nuevas transmisiones de hepatitis, así como diagnosticar en el mismo porcentaje a pacientes y reducir la mortalidad hasta en un 65 por ciento.

El especialista explicó que para cumplir estos objetivos se requiere de un Plan Nacional de Hepatitis por parte de la secretaría de salud, de tal forma que es necesaria la implementación de un Programa de Acción Especifico que contemple la prevención, diagnóstico y tratamiento de las hepatitis virales.

El también integrante de la Academia Nacional de Medicina puntualizó que las personas que se encuentran privadas de la libertad, los hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH), y aquellas personas que usan drogas inyectables, son grupos de mayor riesgo de contraer hepatitis ya que las relaciones sexuales sin protección, así como el intercambio de jeringas contaminadas con el virus incrementan la posibilidad de adquirirlo.

Puntualizó que el riesgo de transmisión de hepatitis se incrementa en personas que se realizan tatuajes y perforaciones en lugares que no cuentan con la regulación sanitaria adecuada ya que los objetos que no están esterilizados elevan el riesgo de adquirir el virus.

Por tal razón, aseguró que es necesaria la creación de políticas públicas que permitan hacer diagnósticos para sectores con mayor riesgo ya que el costo de la prueba diagnóstica  es de 50 centavos de dólar, permitiendo tratar la enfermedad en etapa temprana y no incrementar el gasto en etapas avanzadas, pues en muchas ocasiones se logra controlar.

Remarcó que las pruebas que existen en la actualidad son de bajo costo y de alta sensibilidad, esto permite permiten diagnosticar de forma temprana la presencia del virus y atender con tratamiento farmacológico al patógeno.

Las personas que adquieren el virus de hepatitis C pueden vivir sin presentar síntomas hasta etapas avanzadas, periodo en el cual se ha desarrollado fibrosis hepática; para ello pueden pasar hastata10 años para que la persona portadora presente malestares físicos que le impidan realizar sus actividades cotidianas, aseguró el también investigador.

Calidad de vida

Por su parte, Miriam Castellot Canto, presidenta de Unidos por una Vida Mejor A.C. puntualizó que para mejorar la calidad de vida de pacientes con hepatitis se requiere garantizar los tratamientos de última generación que eviten efectos adversos y eliminen la carga viral de la cepa, para ello es necesario de políticas públicas que evalúen el costo beneficio de proporcionar fármacos actualizados.

Al respecto, David Kershenobich Stalnikowitz, médico honorario de FundHepa, explicó que los virus de hepatitis son distintos. Algunos permanecen en el  RNA de la célula, lo cual  significa que están únicamente en la membrana celular, como es el caso de la hepatitis C, y por ello que se tratan con fármacos que pueden curar en un 95 por ciento de los casos.

En contraparte, otros tipos del virus, como el de hepatitis B, se inserta en el núcleo de las células, de tal forma que el virus se reproduce cada vez que se replica una célula; sin embargo, para este virus, existe desde 1987 una vacuna que se puede aplicar desde edad pediátrica y evita el riesgo de adquirir este patógeno.

El especialista declaró que la cirrosis hepática es la cuarta causa de mortalidad en el país, esto significa que por cada 100 mil habitantes se presentan entre 35 y 45 casos de personas con hepatitis C.

Mariana Mayen Lacomba, directora de Planes de Administración del Seguro Popular, agregó que a partir de este año el tratamiento para personas con hepatitis virales se encuentra dentro del seguro de gastos catastrófico, por lo que es recomendable que la población tome conciencia de realizarse la prueba, y en caso de ser detectado positivo, se le  pueda garantizar un tratamiento que evite complicaciones de salud futuras.

Margarita Dehesa Violante, integrante del Comité Científico de FundHepa, declaró que la llegada de nuevas moléculas permite que pacientes con hepatitis C puedan curarse en tres meses, lo que significa que en un mediano plazo se visualice esta cepa como erradicada.

Avances regionales

A través de un comunicado de prensa, la Organización Panamericana de la Salud expuso que en el continente americano unos 2.8 millones de personas presentan una infección crónica por el virus de hepatitis B y unas 7.2 millones, por la hepatitis C. De estos últimos, 3 de cada 4 personas desconocen que  tienen esta infección, obteniendo como resultados que las  hepatitis B y C causan alrededor de 125 mil  muertes cada año, más que las que causan la tuberculosis y la infección por VIH en su conjunto.

Como parte de los avances en la materia, el organismo refirió que 21 de 25 países de la región han creado estructuras dentro de los Ministerios de Salud que están abordando e implementando medidas de respuesta a las hepatitis , en 24 de 31 países encuestados, se hace un monitoreo sistemático por hepatitis en embarazadas, y en 18 ya se incluyeron los medicamentos para su tratamiento en los cuadros básicos del sector salud.

Sin embargo, de los 7.2 millones de personas que viven con hepatitis C crónica en la región, solo 300 mil  reciben tratamiento, es decir, 4 por ciento. Pese a que los nuevos tratamientos disponibles tienen el potencial de curar a más del 90 por ciento de las personas infectadas con hepatitis C, y de reducir el riesgo de muerte por cáncer de hígado o cirrosis.

Ante los retos en la materia, el próximo noviembre se llevará a cabo la Cumbre Mundial sobre la Hepatitis en Sao Paulo, Brasil, cuyo lema será “La aplicación de la estrategia mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas: hacia la eliminación de las hepatitis como amenaza para la salud pública”.

Califica este artículo

0
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo