MundodeHoy.com - Antes, durante y después de una cirugía de ojos
Inicio | Noticias | Salud | Antes, durante y después de una cirugía de ojos

Antes, durante y después de una cirugía de ojos

Por
Antes, durante y después de una cirugía de ojos

LaSalud.mx.- Al tomar la decisión de quitarse los lentes, ya sean de contacto o de armazón, y mejorar la agudeza visual cuando se sufre de problemas como miopía, hipermetropía y astigmatismo, la mejor alternativa es realizarse un procedimiento quirúrgico: la cirugía refractiva.

Este tipo de intervención se puede hacer por medio de láser y consiste en quitar la graduación. En cuanto a la tecnología láser, de acuerdo con el Dr. Héctor Cuevas, Cirujano Oftalmólogo, “lo más avanzado es el láser Amaris, con tecnología Excimer, es muy rápido y seguro. Otra de las opciones más nuevas es VisuMax, con tecnología de femtosegundos, que brinda una cirugía muy cómoda. En ambos casos, lo que se hace es cambiar la curvatura de la córnea directamente proporcional al grado de dioptrías o graduación que tiene cada paciente y cada ojo.”

De acuerdo con el experto en salud visual, hay varios aspectos que se deben tomar cuenta antes, durante y después de una cirugía refractiva.

Antes del procedimiento

§  Acudir a una consulta oftalmológica en una clínica especializada y certificada, para tener la certeza de que tanto los médicos como los estudios a realizar sean realmente objetivos y de calidad. Los estudios, por mencionar algunos, son los de refracción, una topografía corneal, historia clínica completa, desde cuándo se utilizan lentes, valoración de estabilidad refractiva, etcétera. También se revisa el grosor de la córnea y se hace una correlación entre dicho grosor y la graduación necesaria para los que son candidatos.

§  El ojo debe estar libre de infecciones e inflamaciones. Si se descubre algún problema en la consulta,  se le dará al paciente el tratamiento correspondiente y se le volverá a valorar para corroborar que en verdad es candidato. En caso de no serlo, se le debe explicar por qué.

§  Si el paciente usa lentes de contacto, ya sean duros o blandos, tiene que estar sin ellos 3 semanas antes de la cirugía.

§  Es necesario que una noche previa y la mañana de la intervención, el paciente se limpie perfectamente la zona de las pestañas.

§  El día de la cirugía, se requiere que el paciente tenga un ayuno de 6 horas como mínimo.

Durante la intervención

§  Se le da al paciente una pastilla relajante para que esté tranquilo, sólo en caso de ser necesario y previa valoración del médico tratante.

§  El paciente no debe moverse y estar lo más quieto posible.

§  Se cuenta con aditamentos para que el paciente no parpadee, como un separador de parpados, el cual funciona gracias a la anestesia en gotas. El paciente en algunos casos puede sentir que sí está parpadeando cuando realmente no es así.

§  El doctor le indicará al paciente ver unas referencias durante el procedimiento, lo que dura aproximadamente 5 minutos por ojo.

Después de la cirugía

§  El paciente regresará más seguro a casa si va acompañado.

§  Es recomendable que al llegar a casa el paciente se duerma un par de horas. Con esta siesta, disminuirán las posibles molestias que generan los procedimientos láser, como ardor, lagrimeo, comezón, fotofobia, etcétera.

§  Al despertar el paciente, empieza a recuperarse la córnea y se inicia el tratamiento de gotas de antibiótico, lubricante y antiinflamatorio; éstas últimas son sólo preventivas.

§  Es posible ver la televisión, leer, comer de todo, subir y bajar escaleras de manera cotidiana, etcétera, pero se recomienda al paciente ser moderado en sus actividades.

§  Al día siguiente, el paciente puede retomar sus actividades sin problema, dosificando la jornada laboral o académica para no sentir incomodidad.

§  Las 3 semanas siguientes a la cirugía es importante no rascar, tocar o tallar los ojos. Igualmente, evitar maquillarse, usar albercas, saunas o vapor y no realizar deportes de contacto.

§  El paciente debe asistir a las consultas consecutivas de manera puntual.

“Es importante acudir a una revisión oftalmológica mínimo una vez o dos  al año con el objetivo de saber la salud ocular y poder mantenerlos sanos. La calidad de vida de los pacientes realmente cambia cuando se recupera la vista”, concluyó el Dr. Cuevas.

Califica este artículo

0
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo