MundodeHoy.com - El Diario Alternativo - La incontinencia urinaria sí tiene solución
Inicio | Noticias | Salud | La incontinencia urinaria sí tiene solución

La incontinencia urinaria sí tiene solución

Por
La incontinencia urinaria sí tiene solución

"2 de cada 10 mexicanos padecerán incontinencia”: Dr. Arturo García Mora

Este y otros artículos, entrevistas y notas puedes consultarlas en nuestra edición de IncontinenciaUrinaria.mx de marzo aquí

Por: Carlos Henze

IncontinenciaUrinaria.mx.- La incontinencia es una problemática frecuente en México y existen tres tipos, de urgencia, de esfuerzo y mixta. En entrevista exclusiva, el doctor Arturo García Mora, adscrito al servicio de urología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, trabaja también en Médica Sur y el Hospital Ángeles del Pedregal, su área de especialidad es urología funcional y la urodinamia. En esta ocasión platicó con IncontinenciaUrinaria.mx, y comentó que en México "padecen incontinencia de urgencia 20%, incontinencia de esfuerzo 25% e incontinencia mixta 55%" de la población de edad mayor principalmente. 

La incontinencia de urgencia asalta al paciente luego de una repentina e imperiosa necesidad de miccionar lo cual puede ocasionarle una evacuación copiosa. Existe también la pérdida de orina residual que permanece almacenada en la vejiga por una obstrucción, hasta que logra desahogarse en algún momento (incontinencia de esfuerzo). "Hay casos en donde todos los factores se conjugan dando como resultado una incontinencia urinaria mixta, esta variante puede estar presente en un 55% por ciento de los casos, con el agregado de disfuncionalidad del sistema genitourinario".

Y detalló que “los factores de incontinencia de esfuerzo en mujeres son el sobrepeso y por el estado de paridad, es decir el número de embarazos que tuvo, los riesgos son más altos cuando estos embarazos terminaron en un parto que en una cesárea, puntualizó. A diferencia del hombre en el que este tipo de incontinencia se presenta después de una cirugía de próstata, ya sea por cáncer, que ocurre en un 20 o 30% de los casos, o bien después de una cirugía por crecimiento prostático benigno, que ocurre en 1 y 5% de los pacientes”. 

"2 de cada 10 mexicanos padecerán incontinencia”, y sobre este tema así como del tratamiento de este padecimiento el doctor Arturo García comentó: “la parte más importante para un tratamiento exitoso es tener un diagnóstico adecuado, porque los dos tipos de incontinencia tienen un origen completamente diferente, por ejemplo la primera línea de tratamiento para la incontinencia de urgencia es hacer ejercicios de piso pélvico para fortalecer el soporte de la  uretra y así evitar la pérdida de orina, esto le funciona a la tercera parte de las pacientes el resto se van a operar para corregir esto”. 

"La incontinencia de esfuerzo es un padecimiento anatómico que se genera cuando los ligamentos están lastimados, los cuales deben ser corregidos, colocando mediante cirugía una cinta de polipropileno por debajo de la uretra para darle soporte, la tasa de éxito es de un 95%. La cirugía es ambulatoria y tiene bajas complicaciones”.

En el caso de la incontinencia de urgencia la primera línea de tratamiento es corregir los hábitos, controlar la ingesta de café, bajar de peso, si esto no funciona pasamos con un cuadro farmacológico para poder tratarlo adecuadamente, los antimuscarínicos son los que se manejan en México, en el mundo y probablemente en un par de meses en México ya se tendrá otro tipo de medicamentos que se llaman agonistas beta3 que actúa de manera similar que los antimuscarínicos, pero con mecanismos completamente diferentes pero sus efectos adversos son mucho menos que los antimuscarínicos. Cuando no funciona el medicamento ofrecemos otro tipo de alternativas como la neuromodulación sacra o la aplicación de toxina botulínica en la vejiga. Estas dos terapias son muy buenas, funciona en el 80-85 % de los pacientes con medicación previa, en el caso del Botox la desventaja es que se tiene que aplicar cada 6 meses y conlleva un riesgo de 10% de retención urinaria, además de que el paciente cuando tenga ganas de orinar no lo pueda hacer y se tendría que vaciar por sonda”. 

El Botox es la única toxina aprobada para este tipo de tratamientos. Otra alternativa es el neuromodulador sacro, "que consiste en la colocación de un marcapasos en el área de la vejiga, es de un carácter mucho más permanente porque se implanta en un neuromodulador, pero requiere una cirugía para implantar este marcapasos” comentó el doctor Arturo García Mora,  "con este tratamiento podemos regular la información que viaja de la vejiga al cerebro y viceversa, la gran ventaja de este dispositivo es que la batería tiene una duración de 7 años, entonces el paciente por este lapso no tiene necesidad de tomar medicamentos, y con una tasa de éxito muy buena” enfatizó.

El cuarto tratamiento, que se utilizaba mucho hace 20 años cuando no se contaba con la toxina botúlica, pues no había otra tratamiento que ofrecer a los pacientes que no respondían a los fármacos, "se aplica en casos muy raros, que es hacer la vejiga más grande, con un procedimiento que se llama Cistoplastia de Aumento, aunque cada vez sin menos pero en este procedimiento lo que hacemos es abrir la vejiga y le colocamos un parche de intestino para poderla hacer más grande y así lograr aumentar la capacidad de la vejiga y evitar las contracciones anormales que derivan en incontinencia”, dijo.

Finalmente compartió que recientemente realizó una intervención, que cada vez en menos frecuente, llamada sling de fascia autóloga, el cual consta de fabricar una “cinta”  con tejidos del paciente y que con esta técnica se comprime la uretra en un paciente que previamente ya había tenido una cinta, y que había fallado, y que al final se agotaron todas la alternativas posibles hasta llegar a esta opción”.

El láser es otra opción que se esta estudiando para aumentar el tono de los tejidos y mejorar el soporte de la uretra alrededor de los tejidos, aunque aún no es un tratamiento estándar, se sigue estudiando como alternativa, parece prometedor pero aún se encuentra en fase experimental. “Hoy en día sigue en fase experimental, hay que tener mucho cuidado con la aplicación y recomendación de manera abierta. Es un tratamiento que parece prometedor”.

El Dr. García Mora será parte, por segunda ocasión, del Congreso Anual de la Asociación Europea de Urología en Londres, que se realizará del 24 al 28 de marzo, donde impartirá un curso sobre la aplicación del Botox para el tratamiento de vejiga hiperactiva, así como dos de urodinamia, que es el estudio funcional de la vejiga.

En mayo asistirá a la 112 Reunión Anual de la Asociación Americana de Urología (AUA por sus siglas en inglés).

Dentro de sus actividades académicas también asistirá al Congreso Internacional de la Sociedad de Continencia, que tendrá lugar en septiembre u octubre y que será en Florencia, el Dr. García Mora  participará en el programa científico.

 

 

 

 

Califica este artículo

0
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo