MundodeHoy.com - El Sida: según el lente de quien, es sinónimo de muerte o de vida
Inicio | Noticias | Opinión | El Sida: según el lente de quien, es sinónimo de muerte o de vida

El Sida: según el lente de quien, es sinónimo de muerte o de vida

Por
Testimonio Testimonio

Por: Charlie Cordero / Fundador Fundación Unidos por un México Vivo A.C.

MundoDeHoy.com / LaSalud.mx .- En la década de los ochentas, sobre todo entre los años 85´ y 95, inmerso en las relaciones públicas: eventos especiales, restaurantes, bares, discotecas, sobre todo en la vorágine de la vida nocturna en la CDMX; empecé a padecer el SIDA antes de ser portador… Un amigo diplomático llega de Sudamérica y los periódicos de la tarde lo mencionaban así: “Diplomático mexicano con la peste de los homosexuales”.

Debido al rechazo de su familia, de su propia pareja, de los propios médicos y paramédicos que lo atendían en el hospital, incluso la mayoría de sus amigos a excepción de tres que lo íbamos a ver, termina por suicidarse en la habitación del hospital.

Este hecho fue el inicio de una serie de historias similares con otros matices, pero que terminaban en lo mismo, el cuerpo de una persona devastada por la enfermedad, el rechazo de las personas cercanas o sea el estigma, la discriminación, por supuesto la culpabilidad y todo el oscurantismo que envuelve esta enfermedad; las personas unas más cercanas que otras caían como moscas pues sobre todo en estos años el SIDA era sinónimo de muerte hasta antes de la aparición de los antirretrovirales.

Esta afectación se manifestaba en mi con el mayor de los miedos y cobardemente no me hacia la prueba hasta que gracias a mi amiga Laura Begoña quien me llevó a Medica Sur me hice la prueba en el año 1995 y salí positivo.

Mi manera de enfrentar esta realidad fue con alcohol y con las drogas. Aproximadamente 2 años después me empecé a tratar tomando 13 medicamentos hasta que, recomendando al doctor que me atendía a un amigo con mi misma situación, muere y me di cuenta que los medicamentos que me vendía este mercenario, eran caducos y no bien prescritos. Otro hecho que me causó volver a seguir con mi evasión.

Más de 5 años en esta situación y como comprenderán estando con VIH mis defensas se fueron al piso y el virus se apoderó de mi cuerpo. A mediados del año 2000 otra gran amiga mía Mariana Cuevas me propuso dos opciones, uno medicarme y otro con todo lo que le costaba decirme, me dijo: “Charlie tu suicidio lento nos está llevando entre las patas a todos tus amigos, mejor hazlo de un solo golpe”.

Gracias a este acto de amor me empecé a medicar en Infectología del INER con un equipo médico que aparte de la atención a pacientes, su director, el Dr. Reyes Terán quien me atendía, me empezó a involucrar en una propuesta para este Instituto, la creación del CIENI (Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas).

La vida me estaba dando una oportunidad que, a muchos de mis amigos, conocidos, ex parejas, no se les dio, la oportunidad de vivir, el virus estaba bajando y las defensas estaban subiendo en mi cuerpo. Desde mi trinchera, hablo de las relaciones publicas, empecé a hacer: desfiles de moda, eventos, etc., pero ya todo esto enfocado a apoyar la creación de este centro de investigación.

Estuve con varios amigos de los diferentes sectores en los que me movía: políticos, empresarial, social, de la moda, de la farándula. En particular con alguien al que tengo que mencionar el Sr. Eugenio López Alonso y al que le fui a pedir nos donara un pequeño aparato para uno de los laboratorios que costaba $10,500.00 dólares. No salí con esa cantidad, después de 2 horas de platicarle el proyecto, salí con un cheque de $100,000.00 dólares. Las relaciones públicas de Charlie Cordero servían para algo más que hacer la mejor fiesta o el mejor evento.

Qué curioso, le empecé a encontrar sentido a mi vida y en al año 2003 con apoyo de nuestro primer presidente Miguel Ortiz Monasterio, con Rodrigo Moheno como Director y con la incondicional Claudia Arenas, mi “Cuquita la sabelotodo”, nos presentamos un 1ro de diciembre del 2003 en la sede de la ONU ante más de 90 personas de los sectores en los que me desenvolvía y de mis muy queridos amigos; fue entonces cuando se fundó México Vivo. A 15 años de distancia sin olvidarnos de nuestra primera misión: la lucha contra el SIDA, cambia nuestra misión por la Salud Sexual.

La rama enferma del árbol llamada VIHSIDA era un indicador de que todo el árbol estaba enfermo, había que irnos a la raíz del problema, la prevención, desde hace 7 años nuestra misión ha cambiado y ahora “trabajamos y unimos esfuerzos para que la población mexicana viva su sexualidad con salud y poder de decisión”.

¡Las grandes catástrofes en la historia de la humanidad nos han enseñado muchas cosas, el SIDA también, ¡dolorosamente también!!!

---

Del Día Mundial del SIDA, 1° de diciembre…

La conmemoración de la Lucha contra el SIDA, nos recuerda un virus que nos ha causado tanto daño a casi 40 años de su aparición en el mundo y que aún con todos los avances y acciones que se han logrado en términos médicos y de ciencia, hay cosas que no podemos lograr como sociedad.

Esto me restriega en la cara, las acciones y la actitud que como individuos debemos tomar y cambiar… Esto SÍ son los peores virus que hay que atacar a la par de que la ciencia debe hacer.

Paradójicamente, el pasado día 1° de diciembre estuvimos en nuestro Ángel de la Independencia, alegoría de la libertad, sí, si hemos avanzado medicamente, pero seguimos dependientes encasillándonos en cuadros sinópticos que nos limitan a “ser” con reglas y normas absurdas de grupos radicales, cerrados, limitantes de la evolución y del “pensar”; nos impiden nuestra felicidad. Seguimos en guetos de dependencias arcaicas con manipulaciones para beneficios personales y con carácter discriminatorio. Estigmas que aniquilan y nos quitan lo más preciado que nos ha otorgado la vida: La Libertad.

A la par de esta celebración, la Fundación México Vivo también cumple 15 años de existir. Mucho hemos aprendido en el transcurso de este tiempo que tiene que ver con el dolor, el engaño, la negación, la manipulación, la muerte y el silencio.

Al pie de “Nuestra Victoria Alada” aclamé quitarnos la venda como individuos con recursos como la verdad, con la responsabilidad, con el amor y respeto a nuestras propias convicciones.

¡Siempre presente el amor, mientras yo me ame, mientras yo te ame… Adelante!!!!

Por un mundo mejor por un México Vivo.

Charlie Cordero

 

Este artículo se publicó en la versión impresa de la Revista LaSalud.mx en Milenio Diario e Instituciones de Salud, puede consultar la Edición Digitalizada en https://issuu.com/grupo-mundodehoy/docs/diciembre_2018


  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

vih, sida, vida, muerte, Charlie Cordero, Fundación Unidos por un México Vivo A.C., lente

Califica este artículo

0