MundodeHoy.com - Día Mundial a favor de la lucha contra el Cáncer Infantil
Inicio | Noticias | Internacional | Día Mundial a favor de la lucha contra el Cáncer Infantil

Día Mundial a favor de la lucha contra el Cáncer Infantil

Por
Día Mundial a favor de la lucha contra el Cáncer Infantil

15 de febrero

HospitalesDeMexico.mx / Oncologia.mx .- Desde 2011 se declaró en Luxemburgo que el 15 de febrero sería el Día internacional del Cáncer Infantil, esta petición fue hecha por la Organización Internacional de Cáncer Infantil (CCI) y desde entonces su objetivo se ha centrado en tomar acciones mundiales que sensibilicen y concienticen la importancia del diagnóstico preciso, así como el tratamiento temprano, sin dejar de lado el esfuerzo de los infantes y sus familias.

Como distintivo, esta fecha tiene un lazo dorado que simboliza la “fortaleza y resistencia de los niños con el cáncer al oro”. Aunque organizaciones civiles e instituciones públicas lo usan en esta fecha, no ha alcanzado la visibilidad del lazo rosa del Cáncer de mama.

La Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), sostiene que el “cáncer se refiere a un conjunto de enfermedades relacionadas que derivan de células que no se desarrollan de manera normal, pues en lugar de crecer y dividirse para formar otras nuevas, crecen de manera descontrolada y sobreviven cuando deberían morir, mientras células nuevas se forman cuando no son necesarias. Estas células ‘anormales’ pueden dividirse sin interrupción, se diseminan a los tejidos alrededor y pueden formar masas que se llaman tumores.”

En cuanto a qué provoca  el cáncer en niños y adolescentes, aún no es bien definido, pues afecta de forma distinta a un infante que a un adulto, ya que en la adultez el cáncer puede desarrollarse por agentes productores del mismo, ya sea el tabaco, el sol, exposición a sustancias químicas u otros factores, mientras que las causas que desarrollan el cáncer pediátrico todavía son inciertas, pero es oportuno saber que estas enfermedades se detectan con mayor frecuencia en el primer y cuarto año de vida afectando mayormente a los varones.

Datos y cifras

-El cáncer es una de las principales causas de mortalidad entre niños y adolescentes en todo el mundo; cada año se diagnostica cáncer a aproximadamente 300.000 niños de entre 0 y 19 años.[1]

-El cáncer infantil comprende numerosos tipos de tumores diferentes, que se desarrollan en niños y adolescentes de 0 a 19 años. Los tipos más comunes son la leucemia, el cáncer cerebral, el linfoma y los tumores sólidos como el neuroblastoma y el tumor de Wilms.[1-2]

-Por lo general, el cáncer infantil no se puede prevenir ni detectar.

-Mejorar los resultados de los niños diagnosticados con cáncer, exige un diagnóstico precoz y preciso seguido de un tratamiento eficaz.

-La mayoría de los cánceres infantiles se pueden curar con medicamentos y con tratamientos como la cirugía y la radioterapia. El tratamiento del cáncer en niños puede ser costo-eficaz en todos los niveles de ingresos.[2]

-Las defunciones evitables debidas a los cánceres infantiles en los países de ingresos medianos y bajos se producen a consecuencia de la falta de diagnóstico, incorrectos o tardíos, así como a las dificultades para acceder a la atención sanitaria, el abandono del tratamiento, la muerte por toxicidad y las mayores tasas de recidivas.

-Se necesitan sistemas de datos sobre el cáncer infantil para impulsar la mejora continua de la calidad de la asistencia y promover la adopción de políticas.

El problema

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad entre niños y adolescentes en todo el mundo. En los países de ingresos altos, más del 80% de los niños afectados de cáncer se curan, pero en muchos países de ingresos medianos y bajos la tasa de curación es de aproximadamente el 20%. [2-3]

Las causas de las menores tasas de supervivencia en los países de ingresos medianos y bajos son la incapacidad de obtener un diagnóstico preciso, la inaccesibilidad de los tratamientos, el abandono del tratamiento, la muerte por toxicidad (efectos secundarios) y el exceso de recidivas, en parte debidas a la falta de acceso a medicamentos y tecnologías esenciales; dar respuesta a estas deficiencias aumenta la supervivencia y puede ser altamente costo-eficaz. [2-3]

¿Qué provoca el cáncer en los niños?

El cáncer afecta a personas de todas las edades y puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Comienza con cambios genéticos en una sola célula que posteriormente se multiplica sin control. En muchos cánceres, este comportamiento da lugar a una masa (o tumor). Si no se trata, el cáncer por lo general se extiende, invade otras partes del cuerpo y puede provocar la muerte.

A diferencia del cáncer en adultos, la inmensa mayoría de los cánceres en los niños no tiene una causa conocida. Muchos estudios han tratado de identificar las causas del cáncer infantil, pero son muy pocos los cánceres causados por factores ambientales o relacionados con el modo de vida en los niños. Las medidas de prevención del cáncer en los niños deben centrarse en los comportamientos que impedirán que desarrollen cánceres prevenibles cuando sean adultos.

Algunas infecciones crónicas constituyen factores de riesgo de cáncer infantil y son más importantes en los países de ingresos medianos y bajos. Por ejemplo, el VIH, el virus de Epstein-Barr y el paludismo aumentan el riesgo de padecer algunos tipos de cánceres infantiles. Otras infecciones pueden incrementar las posibilidades de que los niños desarrollen cáncer en su vida adulta, por lo que es importante la vacunación y la aplicación de otros métodos, como el diagnóstico o la detección precoz; para reducir las infecciones crónicas que pueden provocar cáncer, ya sea en la infancia o con posterioridad.

Los datos actuales indican que aproximadamente el 10% de los niños que padecen cáncer tienen una predisposición genética. Es necesario continuar investigando para identificar los factores que inciden en el desarrollo del cáncer en los niños.

Mejora de los resultados del cáncer infantil

Dado que, por lo general, el cáncer en los niños no se puede prevenir, la estrategia más eficaz para reducir su carga consiste en centrarse en el diagnóstico precoz y correcto, seguido de una terapia eficaz.

Diagnóstico precoz

Cuando el cáncer se detecta en una fase temprana, es más probable que responda a un tratamiento eficaz y aumenten las probabilidades de supervivencia, se reduzca el sufrimiento y el tratamiento resulte más económico y menos intensivo.

El diagnóstico precoz consta de tres componentes:

-Concientización de las familias y acceso a la atención sanitaria.

-Evaluación clínica, diagnóstico oportuno y determinación del estadio (averiguar hasta qué punto se ha propagado el cáncer).

-Acceso al tratamiento

El diagnóstico precoz es importante en todos los entornos y aumenta la supervivencia en muchos cánceres. Se han puesto en marcha con éxito programas para promover el diagnóstico precoz y correcto en países de todos los niveles económicos, a menudo con la colaboración de los gobiernos, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales, y en particular los grupos de padres. El cáncer infantil se asocia a diversos síntomas de alerta que pueden ser detectados por las familias y por profesionales sanitarios de atención primaria debidamente capacitados.

El cribado, por lo general, no resulta de ayuda en el cáncer infantil. En algunos casos concretos, se puede plantear recurrir a ella en las personas con alto riesgo.

Por ejemplo, algunos cánceres oculares en los niños pueden estar provocados por una mutación hereditaria, por lo que si se detecta esa mutación en la familia de un niño con retinoblastoma, se puede ofrecer asesoramiento genético y hacer un seguimiento a sus hermanos por medio de exámenes oculares periódicos desde muy pequeños. Las causas genéticas del cáncer infantil son relevantes solamente en un número reducido de los niños afectados. No hay pruebas contundentes que avalen el uso de programas de detección basados en la población, dirigidos a los niños.

Tratamiento

Un diagnóstico correcto es esencial para tratar a los niños enfermos de cáncer, ya que cada cáncer requiere un régimen terapéutico específico que puede incluir cirugía, radioterapia y quimioterapia. El acceso a un diagnóstico eficaz, los medicamentos esenciales, la anatomía patológica, los productos sanguíneos, la radioterapia, la tecnología y la atención psicosocial y de apoyo varía, y no es equitativo en diferentes partes del mundo.

No obstante, la curación es posible en más del 80% de los niños con cáncer, en la mayoría de los casos con medicamentos genéricos de bajo costo que figuran en la Lista de Medicamentos Esenciales de la OMS. En la Lista de Medicamentos Pediátricos Esenciales de la OMS, que se definen como los medicamentos que satisfacen las necesidades prioritarias de atención de salud de la población, figuran 22 citotóxicos y medicamentos coadyuvantes, así como 4 tratamientos hormonales para tratar el cáncer infantil. Los niños que terminan el tratamiento necesitan atención continua para controlar las recurrencias y vigilar la posible toxicidad del tratamiento.

Cuidados paliativos

Los cuidados paliativos alivian los síntomas provocados por el cáncer y mejoran la calidad de vida de los pacientes y de sus familias. No todos los niños con cáncer se pueden curar, pero el alivio del sufrimiento es posible para todos los enfermos. Los cuidados paliativos pediátricos se consideran un componente central del tratamiento integral que se inicia cuando se diagnostica la enfermedad, y se dispensan independientemente de si el niño recibe o no un tratamiento con finalidad curativa.

Los programas de cuidados paliativos se pueden aplicar por medio de la atención comunitaria y domiciliaria con el fin de aliviar el dolor y ofrecer apoyo psicosocial a los pacientes y sus familias. Se debe proporcionar un acceso adecuado a la morfina oral y otros analgésicos para tratar el dolor moderado a intenso, provocado por el cáncer, que afectan a más del 80% de los pacientes con cáncer en fase terminal.

Respuesta de la OMS

En 2018, la OMS puso en marcha, junto con algunos asociados, la Iniciativa Mundial contra el Cáncer Infantil para ofrecer asistencia técnica y en materia de liderazgo como apoyo a los gobiernos, para la creación y el mantenimiento de programas de calidad dedicados al cáncer infantil.

Su finalidad es lograr una tasa de supervivencia mínima del 60% de los niños con cáncer en todo el mundo en 2030. Esta cifra representa aproximadamente el doble de la tasa de curación actual y salvará un millón más de vidas en los próximos diez años.

Los objetivos de la iniciativa son:

-Reforzar la capacidad de los países de ofrecer las mejores prácticas en atención médica para el cáncer infantil

-Dar prioridad al cáncer infantil e incrementar la financiación disponible en el plano nacional y mundial.

La OMS y el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) colaboran con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y otros asociados y organizaciones de las Naciones Unidas para:

-Aumentar el compromiso político con respecto al diagnóstico y el tratamiento del cáncer infantil;

-Prestar apoyo a los gobiernos para que creen centros contra el cáncer y sucursales regionales de calidad para garantizar el diagnóstico precoz y preciso, así como el tratamiento eficaz de la enfermedad en los niños afectados por el cáncer

-Elaborar normas y herramientas para orientar la planificación y la aplicación de las intervenciones relacionadas con el diagnóstico precoz, el tratamiento, los cuidados paliativos y la atención a los supervivientes, incluidas las necesidades relativas a los cánceres infantiles

-Mejorar el acceso a medicamentos, así como tecnologías esenciales y asequibles

-Prestar apoyo a los gobiernos para que eviten la ruina económica y el aislamiento social de las familias de niños con cáncer como consecuencia de la atención oncológica.

Esta iniciativa se enmarca en la aplicación de la resolución Prevención y control del cáncer en el contexto de un enfoque integrado (WHA70.12) de la Asamblea Mundial de la Salud, que insta a los gobiernos y a la OMS a acelerar las medidas encaminadas a lograr los objetivos de reducción de la mortalidad prematura a causa del cáncer, previstos en el Plan de Acción Mundial y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Referencias

1. Steliarova-Foucher E, Colombet M, Ries LAG, et al. International incidence of childhood cancer, 2001-10: a population-based registry study. Lancet Oncol. 2017;18(6):719-731.

2. Gupta S, Howard SC, Hunger SP, et al. Treating Childhood Cancer in Low- and Middle-Income Countries. In: Disease Control Priorities, volume3.http://dcp-3.org/chapter/900/treating-childhood-cancers-low-and-middle-income-countries

3. Howard SC, Zaidi A, Cao X, et al. The My Child Matters programme: effect of public-private partnerships on paediatric cancer care in low-income and middle-income countries. Lancet Oncol. 2018;19(5):e252-e266.

4. Zhang J, Walsh MF, Wu G, Edmonson MN, Gruber TA, et al. Germline Mutations in Predisposition Genes in Pediatric Cancer. N Engl J Med. 2015 Dec 10;373(24):2336-2346.

Para más información:

https://www.amanc.org/cancer-infantil

https://www.uicc.org/

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/cancer-in-children 

Puede consultar este y otros artículos relacionados en la Revista Digital Oncologia.mx ENERO – FEBRERO 2019 en https://issuu.com/grupo-mundodehoy/docs/enero_2019_-_onco

Califica este artículo

5.00
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

cáncer, día, infantil, amanc