MundodeHoy.com - El Diario Alternativo - Participación histórica de la mujer en la constitución de 1917
Inicio | Noticias | Cultura | Participación histórica de la mujer en la constitución de 1917

Participación histórica de la mujer en la constitución de 1917

Por
Participación histórica de la mujer en la constitución de 1917

Gracias a la participación política de mexicanas en la primera parte del Siglo XX se consiguieron avances en los derechos de las mujeres de hoy

Por: Mundodehoy/Redacción/Foto: Web

Mundodehoy.com.- 6 de febrero 2017.-  En el marco de los 100 años de la promulgación de la Constitución de 1917, la historiadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), María Teresa Fernández, pide voltear a ver la importancia de la participación de las mujeres en la construcción y rescate de los derechos civiles durante el México postrevolucionario.

Aunque ninguna mujer participó en el Constituyente de 1917, menciona que en esa Constitución se sentaron las bases para más adelante incorporar derechos amplios de las mujeres, como el artículo 27, gracias al cual décadas después se permitió a la mujer el derecho a adquirir un ejido, así como otros derechos laborales plasmados en el artículo 123 y posteriormente en la Ley Federal del Trabajo de 1931.

Refiere que a pesar de la participación de las mexicanas en la inclusión de políticas para mediar las demandas que surgieron durante la revolución, “las mujeres no se vieron reflejadas en las garantías individuales o en los derechos que se promulgaron. A lo largo del siglo XX tuvieron que pugnar por cambiar esos derechos universales por algunos que incluyeran a las mujeres”, como las reformas a los artículos 34 y 115 para que las mujeres adquirieran derechos políticos, poder contender a puestos de elección popular y votar en procesos electorales. 

Dentro de los derechos que no se incluyeron en la construcción política de la primera mitad del siglo XX, Fernández refiere el derecho al voto y a ser votadas, que se reconoció hasta el año de 1953. Aclara que las mujeres de esa época no solamente pugnaban porque pudieran votar y ser electas, también luchaban por más equidad y representación en las contiendas electorales, ya que la participación de las candidatas en los partidos políticos era mínima.

Como ejemplo de la lucha por los derechos de las mujeres en el México posrevolucionario, la académica recuerda a Hermila Galindo, quien entregó en diciembre de 1917 al Congreso Constituyente de Querétaro su propuesta de sufragio femenino restringido para las mujeres “de cultura eficiente” pero no prosperó.

“Son cambios que han tomado un largo camino. Además de la inclusión de mujeres de distintas clases sociales y etnias para contender; las mujeres de aquella época luchaban por una legislación laboral digna que incluyera el derecho de maternidad y oportunidades iguales, derecho a formar un sindicato, siendo un ejemplo el caso de Eufrosina Moya Magdaleno, quién luchó por la presencia y la voz de las mujeres trabajadoras en la industria del café en Veracruz”. 

La Revolución como parteaguas de liberación femenina

La investigadora del CIESAS-Occidente asegura que desde antes de la promulgación de la Constitución ya existía una participación activa de las mujeres en temas como los derechos laborales, agrarios y civiles, siendo la Revolución un parteaguas que hace más visible a las mujeres.

Apunta que después de la promulgación de la Constitución de 1917, “se abren espacios para que la mujer se movilice por una mejor educación, por derecho a la tierra, campañas sanitarias en la comunidad, campañas de vacunación, movimientos a favor de precios adecuados para productos de la canasta básica, o la implementación del molino de nixtamal en lugar del metate, [todas estas situaciones] que ayudaban la vida cotidiana de las mujeres”.

Respecto a los avances de las políticas de género desde la Constitución de 1917, la investigadora comenta que son cambios lentos; por ejemplo, “el derecho a adquirir una parcela se promulgó en el artículo 27, pero para que las mujeres tuvieran acceso a una parcela o un ejido se tuvo que esperar hasta la década de los setenta”.

María Teresa Fernández comenta que “la inclusión de las mujeres en esta legislación ha sido como un zigzag, no de manera progresiva y lineal, se han reconocido, se incluyen o se quitan estos derechos universales, aunque también es otro tema el llevarlos a la práctica”.

El legado de las mujeres que lucharon por los derechos civiles y por un trato digno, “es importante para no dar por hecho que los logros que ahora se tienen no cayeron del cielo. Llevaron muchas décadas, mucha lucha, negociación y retrocesos. Es importante conocer la rica historia y experiencia de estas mujeres para no repetir los fracasos del pasado”, sostuvo.

La importancia del desarrollo del feminismo

Patricia Ravelo, también investigadora del CIESAS, considera que “históricamente la participación política de las mujeres ha sido invisibilizada, pero con el desarrollo del feminismo y la historia de las mujeres desde la perspectiva de género, se ha recuperado la contribución que tuvieron las mujeres en la creación de Constitución”. 

Además, menciona que las políticas de género han cambiado con la lucha de mujeres como Hermila Galindo. “Estas mexicanas han favorecido la inclusión de las mujeres en los programas gubernamentales en beneficio de vida, la libertad y la seguridad, se crearon los institutos de las mujeres y las leyes que protegen sus derechos”.

En cuanto a la inclusión de políticas de género en la nueva Constitución de la Ciudad de México, Ravelo consideró que hay un gran avance, pues “participaron mujeres políticas expertas en el diseño de leyes y propuestas legislativas que incluyen los derechos de las mujeres y de la diversidad sexogenérica”.

 
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

mujeres, CIESAS, constitución de 1917

Califica este artículo

0