MundodeHoy.com - Recomendaciones para prevenir el Cáncer Colorrectal
Inicio | Noticias | Recomendaciones para prevenir el Cáncer Colorrectal

Recomendaciones para prevenir el Cáncer Colorrectal

Por
Recomendaciones para prevenir el Cáncer Colorrectal

Detectado a tiempo puede ser curable hasta en un 90% de los casos, pero el pronóstico se reduce a menos de 5% cuando se identifica en etapas avanzadas.

El cáncer colorrectal es el cuarto padecimiento oncológico más frecuente entre los mexicanos, como consecuencia de una alimentación rica en grasas y pobre en fibra, sedentarismo, obesidad o sobrepeso, tabaquismo, y consumo excesivo de alcohol.

En el Día Mundial contra el Cáncer Colorrectal que se conmemoró el pasado 31 de marzo, cobra gran relevancia al sensibilizar a la población sobre el riesgo de este tipo de cáncer, ya que detectado a tiempo puede ser curable hasta en un 90% de los casos, pero el pronóstico se reduce a menos de 5% cuando se detecta en etapas avanzadas.

El cáncer colorrectal ocurre en el colon o en el recto y generalmente comienza con la formación de un pólipo, formación anormal de tejido que crece en el intestino hasta transformarse en un tumor grande que puede convertirse en cancerígeno. Y de acuerdo con estimaciones mundiales se calcula que entre 50% y 60% de los pacientes diagnosticados desarrollarán metástasis, lo que significa que las células malignas se han extendido principalmente hacia el hígado, el revestimiento del estómago y los pulmones.

En la lucha contra este cáncer, las terapias actuales incluyen (de acuerdo con el  estadio de la enfermedad) cirugía, quimioterapia y en algunos casos radioterapia. Y en la fase de metástasis la terapia está asociada a diferentes líneas de quimioterapia, o a innovadores tratamientos, esto solamente cuando los pacientes no responden a las terapias convencionales o no son candidatos a éstas, como la molécula regorafenib, la cual ha demostrado extender y mejorar la calidad de vida, al  reducir 23% el riesgo de muerte, incrementar en 30% en el tiempo de supervivencia y disminuir significativamente el riesgo de progresión del CCR en 51%.

Un factor de gran relevancia a considerar es que la población preste atención a los problemas gastrointestinales que pudieran manifestarse, como sensibilidad y dolor abdominal en la parte baja del abdomen, sangre en las heces, diarrea, estreñimiento u otros cambios en las deposiciones, así como fatiga y pérdida de peso sin razón aparente, síntomas que pudieran indicar la presencia de cáncer colorrectal.

Si bien existen factores de riesgo inevitables, como ser mayor de 50 años, contar con un historial personal o familiar de cáncer colorrectal, así como otros aspectos hereditarios, es posible reducir las probabilidades de desarrollar este padecimiento oncológico atacando sus factores de riesgo. Para lograrlo, la American Cancer Society (ACS) hace las siguientes recomendaciones:

  • Hazte la prueba: Realizarse exámenes de detección de cáncer colorrectal es una de las armas más poderosas para prevenirlo. La ACS recomienda someterse a pruebas de detección anuales tras cumplir 50 años de edad, pero si hay antecedentes familiares u otros factores de riesgo, como enfermedad inflamatoria intestinal, es necesario iniciar los exámenes a una edad más temprana y/o realizarlos con mayor frecuencia.
  • Más frutas, verduras y fibra: Una alimentación rica en frutas, verduras y granos integrales ayuda a prevenir el cáncer colorrectal, debido al alto contenido de vitaminas antioxidantes (A, C y E) y carotenoides en frutas y verduras, así como a la capacidad de la fibra para eliminar sustancias que favorecen el desarrollo de cáncer.
  • Menos carnes rojas y procesadas: Una dieta con elevado consumo en carnes rojas y productos procesados (salchichas, embutidos y carnes frías) elevan el riesgo de cáncer colorrectal. Asimismo, freír, asar o cocinar a la parrilla carnes a altas temperaturas genera sustancias químicas que pueden incrementar el riesgo de cáncer.
  • Limita el consumo de alcohol: Múltiples estudios asocian el consumo excesivo de alcohol con el desarrollo de cáncer colorrectal. Por ello, la ACS sugiere no beber más de dos copas al día en el caso de los hombres y una para las mujeres.
  • Adiós al cigarro: Fumar entre 20 y 35 paquetes de cigarrillos al año aumenta el riesgo de sufrir cáncer colorrectal. Asimismo, quienes han fumado por varios años y mantienen este hábito tienen más riesgo de desarrollarlo que quienes ya abandonaron dicha adicción o jamás la han tenido.
  • Haz ejercicio: Información del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson revela que quienes se ejercitan reducen 20% su riesgo de cáncer de colorrectal en comparación con personas sedentarias. Una meta recomendable es hacer ejercicio 30 minutos al día la mayor parte de la semana, aunque lo ideal es ejercitarse una hora diariamente. A mayor intensidad del ejercicio, más beneficios

 

Califica este artículo

0
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

cáncer, cancerdecolon, cancerderecto, sedentarismo